CB

LP

SC

CB

LP

SC
24°C

Las sanciones descubren la vida de Vladimir Putin

por | May 14, 2022

El muy reservado Vladimir Putin queda al desnudo frente al mundo entero, después de ocultar celosamente su vida privada durante años, el presidente ruso se encuentra lidiando con sus secretos al menos parcialmente revelados.

Es que las sanciones occidentales por la guerra en Ucrania, de hecho, han puesto en primer plano a la familia del líder del Kremlin, la oficial y la otra, la que estaba en las sombres.

Entre villas de lujo en Europa, lujosas bodas y vidas secretas alejadas de los focos, el séquito más cercano de Putin, el que el presidente ruso cree que debe proteger por razones de seguridad nacional, emerge del velo de secretismo que lo ha rodeado durante años.

Van desde las dos hijas reconocidas -María y Katya frutos dela relación con su ex esposa Lyumila Ocheretnaya-, hasta los supuestos cuatro hijos ilegítimos surgidos en relaciones con amantes, entre ellas la gimnasta Alina Kabaeva con quien la relación continuaría hasta ahora.

Aunque quedan sombras sobre las figuras y amplitud de la familia del presidente ruso, lo cierto es que los «integrantes son los beneficiarios de un sistema cleptocrático en el que Putin manda como padrino mafioso, con lugartenientes oligarcas que tributan en forma de riquezas y villas a todos aquellos en la esfera afectiva de Putin», comenta el periódico estadounidense The New York Times.

Es radiografía de la familia del «zar» parte de la visita de 2008 a Villa Certosa, una mansión situada en Porto Rotondo, en la comuna sarda de Olbia y residencia estival de Silvio Berlusconi. Invitados por el ex premier italiano, Putin y sus hijas se lanzaron a compras de lujo y excursiones en barco, narra la crónica.

Katya, ahora con más de 40 años, es la hija «más disciplinada» de Putin. Está casada con Kirill Shamalov, hijo de Nikolai Shamalov, aliado cercano del presidente ruso y principal accionista del Bank Rossiya, el banco del Kremlin.

Los dos se casaron en una de las estaciones de esquí favoritas de Putin, Igora, en una suntuosa ceremonia entre pistas de patinaje y juegos de luces. A la boda también asistió su hermana María, que llegó desde Holanda junto a su marido Jorrit Faassen. Durante décadas, María ha vivido en los Países Bajos, pero desde 2014, cuando los separatistas rusos derribaron un avión de Malaysia Airlines que partía de Amsterdam, se ha convertido en objeto de muchas críticas entre sus vecinos.

Una bandera ucraniana con las palabras «Ave Maria Putin» fue plantada recientemente en un terreno cerca de Amsterdam, comprado en el pasado por Faassen.

Pero el séquito emocional del presidente ruso incluye a varias otras mujeres no oficiales. Está Svetlana Krivonogikh, una ex mucama de San Petersburgo que supuestamente tuvo una aventura con Putin. La mujer ahora es una reina de bienes raíces, miembro de la junta directiva de Bank Rossiya y accionista de la estación de esquí de Igora, a donde se mudó Kathya Elizaveta Vladimirovna Krivonogikh que nació de la relación con Putin. Las dos vivían en una lujosa propiedad en Monte Carlo.

La mujer del momento, sin embargo, es Kabaeva, la ex campeona rusa de gimnasia que, según algunos rumores, es la esposa de Putin. La mujer vive en Suiza con los hijos del presidente en una prestigiosa clínica en Lugano.

Es ella la que ha acabado en el punto de mira de las sanciones británicas y contra la que se ha lanzado una petición en Suiza para expulsarla.

Kabaeva fue vista recientemente en Moscú pero se trató de una aparición de segundos. Como sobre todos los miembros de la familia de Putin, Volvió a caer un velo, aunque esta vez -merced a las sanciones- mucho más claro y transparente.

Comentarios

EN PORTADA

TABLA DE COTIZACIONES

6.96
Fuente: BCB 28-11-2022

LA FOTO

Limpieza y lavado del Mercado La Pampa