CB

LP

SC

CB

LP

SC
24°C

Los trajes de moreno plasman la identidad andina

por | May 29, 2022

Elías López Fernández
Contacto: 69710765
eliaslopez007@hotmail.com

Javier Pajsi, con una destreza única que lo caracteriza, la ayuda de una aguja, hilo plateado y perlas, realiza los artísticos diseños de los trajes de moreno. Él es uno de los artesanos reconocidos en la ciudad de La Paz que mantiene la tradición de realizar a mano cada uno de los trajes de morenos y achachis de una de las danzas más admiradas en las entradas folklóricas del país, como la de Jesús del Gran Poder.

Don Javier, como le dicen todos los llegan hasta los talleres de “Bordados Cocanis”, ubicado en la popular calle Los Andes de la ciudad de La Paz, se distingue por hacer los trajes de moreno a mano, con un sinfín de hilos, perlas, brillantes y otros recursos, lo cual hace que se convierta en un referente en el rubro a nivel nacional e internacional.

De acuerdo con nuestro entrevistado, desde muy niño incursionó en el trabajo del bordado, cuenta que es migrante y viene de una familia de bordadores, en cuyo seno nació con talento para este admirable oficio y con el tiempo llegó a perfeccionar su capacidad. En la actualidad es un reconocido artesano y diseñador, su trabajo no solo es cotizado en la ciudad de La Paz, sino también en el resto del país.

Nos comenta que fue adiestrado, al igual que sus hermanos, por sus abuelos y padres desde que era muy niño. En sus 20 años de trayectoria jamás se alejó de la costumbre de usar la aguja, los hilos plateados y las perlas para crear los detalles que llevan los diseños de la chaqueta y el pollerón del traje de moreno.

Es innegable el trabajo artístico de cada una de las piezas que componen los trajes de moreno, que se lucen en las entradas folklóricas, como la del Gran Poder en la ciudad de La Paz, razón por la Pajsi precisa que para cada detalle es necesario poner el máximo esfuerzo en creatividad y destreza, con la finalidad de expresar lo mejor de la cultura boliviana.

¿Cómo era antes?

Recuerda que en los 60 y 70 el bordado era hecho a mano y en un bastidor, al que acompañaban un importante juego de pedrería, hojuelas y mostacillas. “En esos tiempos por los materiales que se usaban los trajes eran muy pesados, cada uno llegaba a pesar cera de 50 kilos, en esa época solo danzaban pocos morenos, apenas llegaban a 20 danzarines, ahora bailan más de 600 en una fraternidad”, relata.

En la actualidad los trajes ya no llevan muchos bordados y se trabajan con materiales más livianos, por lo que tienen mucho menos peso. “Ahora los trajes son más manejables y más confortables para los danzarines, que participan en las distintas entradas del país”, asegura.

Javier comenta que en años pasados un traje de moreno se terminaba en tres y cuatro meses; sin embargo, ahora con los nuevos recursos y materiales con los que se cuenta, se concluye en poco más de un mes, trabajando 18 horas diarias. “Cuando se tiene un contrato con una fraternidad, tenemos un trabajo sostenido y estamos ocupados por meses enteros”, agrega.

“Para dedicarse a este oficio, uno tiene que nacer sobre las agujas e hilos, tiene que ser querendón de los diseños, las perlas y los brillantes. Ahora se borda muy poco, lo que ha dado paso a renovadas formas de diseño y uso de materiales con mejores opciones en lo económico”, indica.

Hubo modificaciones al traje

Explica que el traje de moreno ha sufrido modificaciones en el diseño y el material, aunque sí, se mantienen su tradicionales formas llamativas, como el barrilito, la chaqueta y la campana.

Comenta que ahora existen diferencias marcadas en la costura de los trajes de moreno, mientras que antes se cosía con encadenados a base de hilos metálicos de oro y plata, ahora se utilizan materiales más elaborados e incluso con algunas piezas prefabricadas que llegan a través de las importadoras. “En la actualidad se cuenta con una importante variedad de insumos y piezas que facilitan el trabajo de los artesanos en este rubro”, sostiene.

Sin embargo, los tiempos actuales no fueron un obstáculo para mantener los motivos andinos que componen la indumentaria de moreno, como la iconografía de los trajes que, según los maestros artesanos, consisten en íconos sagrados de origen andino, como el katari o la serpiente alada con forma de dragón. La representación de este animal sagrado tiene que ver más con la concepción andina barroca, porque el dragón asiático es una wak’a (ser o lugar sagrado), algunas veces asociado con el arco iris, que une el mundo de arriba con el de abajo en un abrazo. Este puede ser benigno o maligno, entonces para protegerse de él se usan elementos con puntas como el k’ili (espina de pescado) y p’uyto (con aristas o puntas), estas atraviesan el cuerpo de la serpiente. Así no es casual encontrar junto a los dragones multicolores de los trajes otras figuras con formas de aristas o espinas.

“Bordados Cocanis”, como se llama el taller Javier Pajsi, plasma la identidad andina en el traje de moreno, como el sol andino, el chasqui y el titi. En los trajes de “achachis” morenos se impone el dragón, las serpientes y otros símbolos del mundo andino, cuyo costo, dependiendo del modelo, diseño y accesorios, puede llegar a costar 300 y 500 dólares.

Rescatar todo lo bueno

En sus trabajos, según revela Javier, quiere rescatar todo lo bueno de los diseños de los trajes de moreno, su deseo es que la juventud conozca lo nuevo y lo antiguo de esta preciada indumentaria, es por eso que participa en exposiciones a nivel nacional e internacional.

A pesar que ya no se confeccionan, manifestó su profundo aprecio por los trajes antiguos, como los diseñados en el siglo XIX y XX. “Son trajes hecho con bordados finos, muchos de ellos creación de nuestros abuelos que sirvieron de inspiración en los nuevos artesanos para dedicarse a esta noble labor de esfuerzo y sacrificio”, expresa.

“Estos trajes de moreno son muy admirados por su historia, por lo que anualmente, junto a los modelos modernos, se exponen en actividades organizadas en espacios como el Museo Nacional de Arte o el MUSEF, pero también trasciende a nivel internacional”, comenta.

Países como Estados Unidos admiran los trajes de moreno, razón por la cual se presentan importantes exposiciones, donde también participan naciones de Europa. En estos espacios se exponen muchos modelos de trajes de moreno para mostrarlos al mundo entero.

Comentarios

EN PORTADA

TABLA DE COTIZACIONES

6.96
Fuente: BCB 11-08-2022

LA FOTO

Retiran cables en desuso en el centro